Huevos encapotados

Huevos encapotados

Es una receta tradicional, que descubrí hace algunos años por casualidad y desde que un día decidí hacerla, se convirtió en una de esas recetas que haces para dar un pequeño capricho a tu familia.
La receta original se hace con huevos de gallina pero salen muy grandes y son más complicados de trabajar, para mi gusto y yo los he sustituido por huevos de codorniz.
Esta receta de huevos es la preferida de mi hijo, porque lleva huevo y bechamel, dos cosas que le encantan, juntas o separadas.
La mezcla de las dos cosas queda genial, con un sabor increíble y cuando lo abres y sigues teniendo la yema liquida, ¡¡¡Riquísimo!!!
Os habréis dado cuenta de que a mi también me encantan.
Yo los acompaño con unas patatas fritas o asadas y un poco de lechuga bien finita y tienes una cena genial o acompañados de una sopa y segundo plato perfecto
¡Vale ya os cuento la receta! ¡Se que estaréis deseando hacerla!

Ingredientes:

Los colocamos entre la bechamel

Los colocamos entre la bechamel

8 Huevos de codorniz
Para la bechamel:
Utilizamos la receta de bechamel para croquetas, que es un poco más consistente que la encontrareis aquí 

Para rebozar:
2 Huevos
Harina
Pan rallado

Preparación:

Rebozamos con pan rayado

Rebozamos con pan rayado

Hacemos la bechamel y la repartimos en dos recipientes planos previamente untados con un poco de aceite, para que nos sea más fácil de despegar. Procuraremos que el grosor no sea superior a 1/2 centímetro, dejamos enfriar en el frigorífico una media hora, porque la tendremos que formar con las manos y si está muy caliente es imposible.
Mientras que esperamos hacemos los huevos, yo prefiero hacerlos a la plancha, pero si quieres hacerlos fritos

Rebozamos con huevo

Rebozamos con huevo

también vale. En ese caso ponlos sobre papel absorbente para retirar el exceso de aceite. Lo más importante es que las yemas queden poco hechas y no estén rotas, para que cuando los partamos éstas se rompan y estén perfectas a la hora de comer.
Para rebozar, preparamos un plato con un par de huevos batidos, un plato con harina y otro con pan rallado
Cuando ya tengamos la bechamel fría, cortamos unos círculos con la ayuda de un cuchillo o un cortapastas, un poco más grande que las dimensiones del huevo.
Nos enharinamos un poco las manos y cogemos una de las porciones de bechamel que hemos cortado, sobre ella ponemos el huevo y cubrimos con otra porción de bechamel, presionamos un poco los bordes para que se sellen. Pasamos por harina, huevo y por ultimo por el pan rayado, hacemos lo mismo con todos los huevos.
Ponemos una sartén con abundante aceite al fuego. Cuando esté bien caliente, añadimos una o dos y vamos friendo hasta que estén doradas. Tened cuidado al darle la vuelta para que no se rompan.
Ponemos sobre papel absorbente para quitar el exceso de aceite y listas para comer, acompañadas de una ensalada o unas patatas fritas

Bueno, ya sólo nos queda coger el tenedor y tomarnos este exquisito plato. 

Espero que os guste tanto como a nosotros.

Recordad que ya me podéis seguir en facebook, en la pestañita que veis abajo o buscando la página “Con el delantal de rayas

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Entrantes y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s