Gazpacho andaluz

Gaspacho

Con estos calores solo nos apetece comer cosas ligeras y fresquitas, con lo que el gazpacho se convierte en el rey de los platos en verano. Podemos tomarlo acompañado de tomate, pepino, huevo y un poco de jamón a cuadritos y es un primero espectacular, o servirlo un poco más ligero en un vaso para acompañar un buen pescadito frito.
Este plato al ser tan popular en cada casa se le da un punto, aunque básicamente lleva los mismos ingredientes.
Hoy quiero contaros mi forma de hacerlo, por si queréis coger alguna idea, yo por ejemplo no le pongo ajo, para que no repita y queda muy suave.
Bueno no me enrollo más y os cuento la receta.

 

Ingredientes:

Batimos el gaspacho

Batimos el gazpacho

2 Kg. de tomates maduros
1 Cebolla mediana
1 Pimiento verde grande
1 Pepino mediano
6 Cucharadas de aceite de oliva extra virgen
2 Cucharadas de vinagre (Yo utilizo de Manzana)
1 Cucharada rasa de sal

Preparación:

Lavamos todas las verduras.
Si tenemos una batidora de vaso mucho mejor, primero pondremos los ingredientes más duros; cebolla, pimiento, pepino y los tomates que nos quepan, en este momento añadimos el 
aliño, para que desde el principio vaya mezclándose bien. 

Pasamos el gaspacho por el chino

Pasamos el gazpacho por el chino


Batimos.
Preparamos un cuenco grande y un chino o un  colador grande volcamos los ingredientes ya batidos y con la ayuda de la parte de fuera de un cucharón lo pasamos para que quede muy fino.

La pulpa del tomate que nos quede en el chino volvemos a ponerla en el vaso de la batidora y añadimos todos los tomates que nos quepan y batimos. Así hasta que hayamos triturado todos los tomates y los restos de pulpa y semillas sean pocos, hay que aprovechar bien todos esos deliciosos jugos.

Para ayudarte en ese proceso cada vez que vuelques el vaso de la batidora, échale como un cuarto de vaso de agua, te ayudará a recoger los restos del vaso y a que pase con mayor facilidad por el chino.
Cuando lo tengamos todo en el cuenco con la ayuda de unas varillas mezclamos todo bien y probamos el punto de sal o si nos gusta un poco más fuerte de vinagre…
Ponemos el gazpacho en una jarra y lo metemos en el frigorífico durante dos horas y listo para tomar.

-Una vez que el gazpacho esté frio no podemos rectificar la sal

-Si queremos tomarnos el gazpacho en un vaso, añadiremos un poco más de agua

Bueno, ya sólo nos queda coger la cuchara y tomarnos este plato tan perfecto. 
Espero que os guste tanto como a nosotros.

Recordad que ya me podéis seguir en facebook, en la pestañita que veis en la derecha o buscando la página “Con el delantal de rayas”

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Entrantes, Recetas para cuidarte, Sopas Caldos y Cremas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s