Patatas fritas paja

Las patatas paja, finísimas y crujientes, son una forma deliciosa de comer patatas. Antes cuando me las servían siempre me preguntaba, ¿Cual seria su secreto? Ya que no saben como unas patatas fritas convencionales al quedar tan finitas y crujientes.
Ya lo conozco y hoy os la quiero contar, porque es súper fácil y el resultado es genial. Una vez que las probéis estoy segura que las utilizaréis de guarnición para muchos de vuestros platos.
Solo hay que pelarlas y tener paciencia para partirlas y freírlas.
Bueno vamos a la receta.

p 1

Ingredientes para cuatro personas:

2 Patatas medianasp2
Sal
Aceite de oliva

Preparación:

Lo primero que haremos será pelar y lavar bien las patatas.
Ahora tendremos que partir las patatas, primero cortamos una lámina de la patata por la parte más p32larga y de esta forma tendremos una buena base donde poder apoyarla en la tabla para seguir cortándolas sin que  se muevan evitando cortarnos. Así podremos cortarlas finas.
Seguimos haciendo láminas que deben de ser finas pero que no llegar nunca a ser transparentes, con un poco de paciencia y práctica verás que bien quedan.
Os pongo unas fotos para que os p3sirvan de guía, porque esto es lo más complicado de toda la receta.
Si tenéis una mandolina, podéis usarla para hacer las laminas, ya que de esa forma os quedaran todas iguales. Yo la tengo pero me resulta más cómodo hacerlo con el cuchillo, pero como siempre os digo, vuestros elegís.
Las vamos poniendo en agua muy fría, al menos 1 hora, moviendo de vez en cuando para que suelte el p4almidón o fécula. 
Transcurido ese tiempo podemos freírlas, en freidora si la usáis y sino, en un cazo que sea alto obtendremos el mismo resultado. Ponemos unos 5cm de altura de aceite de oliva. Lo más importante es que el aceite esté bien caliente y cubra bien las patatas. Iremos añadiendo las patatas bien escurridas y en poca cantidad para que el aceite las envuelva bien.
Las dejamos hasta que cojan color y las ponemos sobre papel secante para que suelten el exceso de aceite.
En este paso es donde las salaremos y estarán perfectas para comer.

Ya las podemos utilizar para acompañar cualquier plato o para disfrutarlas solas. 

 -Si estamos en verano añadiremos un poco de hielo al agua para que las patatas estén bien frías.
-Yo utilizo aceite de oliva, pero si queréis o os gusta un sabor más suave podéis freírlas en aceite de girasol.

Recordad que ya me podéis seguir en facebook, en la pestañita que veis en la derecha o buscando la página ‘Con el delantal de rayas’

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Verduras y Guarniciones y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Patatas fritas paja

  1. Hace años que las hago,a mis niños les encantan,Son ideales para acompañar o como aperitivo,Estan buenisimas,

  2. En casa también son nuestras preferidas

  3. Pingback: Manitas de cerdo en salsa de tomate | Con el delantal de rayas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s