Caracoles receta tradicional granadina

Bueno ya estamos en julio, en mi casa es tiempo de caracoles. Normalmente los hago para el cumpleaños de mi marido, y este año he aprovechado para subir la receta al blog.
Esta receta tengo que advertiros que no es rápida pero si fácil, solo tendréis que seguir los pasos y dedicar un poco más de tiempo.
Esta es una receta que me dio mi suegra, por lo tanto es una receta con mucha solera.

A mi me gustaría que siguiera haciéndose para que no se pierda la sabiduría popular.

 

Caracoles 1

Ingrediente + los caracoles

Ingrediente + los caracoles

Ingredientes:

Listos para añadir los sofritosc 3

Listos para añadir los sofritos

5 Kg. de Caracoles
1 Vaso de vinagre
Sal
2 o 3 Pastillas de concentrado de carne
2 Cebollas medianas
3 o 4 Pimientos verdes
2 o 3 Tomates
4 Dientes de ajo
4 Rebanadas de pan
4 Ñoras
4 Guindillas
100 grs. de almendras.
Aceite de oliva

Lavar y matar los caracoles:
Para mi esta es la parte más importante de esta receta y puede que me exceda en explicaciones pero prefiero resultar pesada a quedarme corta con la limpieza de los caracoles.
Os explico: En un recipiente o en uno de los senos del fregadero ponemos os caracoles y

Sofrito de pimiento, tomate...

Sofrito de pimiento, tomate…

los cubrimos con agua, le añadimos el vaso de vinagre y cuatro cucharadas de sal. Lo mezclamos bien para que se mezcle la sal y el vinagre con el agua y dejamos reposar así 10 o 15 minutos.

Después de esto lavamos y enjuagamos varias veces los caracoles, hasta que veamos que están bien limpios. Eso lo dejo a vuestro criterio.
Los colocamos en una olla y los dejamos casi cubiertos de agua, los ponemos al fuego a una temperatura muy lento

Sofrito

Sofrito

(ejemplo si la placa tiene 10 de potencia lo pondríamos a 3) hasta que poco a poco salgan todos los caracoles de su caparazón y mueran con el cuerpo fuera, esto es muy importante para facilitar la extracción del caracol a la hora de comerlos.
Una vez que estén muertos podemos aumentar la temperatura poco a poco; dejamos que den un primer hervor y tiramos ese agua.
Volvemos a lavar los caracoles hasta que el agua salga transparente.
De nuevo ponemos en la olla los caracoles con agua limpia y cuando el agua comience a hervir, dejamos al fuego unos 5 minutos y lo más probable es que vuelva a teñirse de amarillo, por lo que volvemos a tirarla y enjuagaremos de nuevo muy bien los caracoles y lavamos la olla.
Esto lo repetiremos cuantas veces haga falta, lo normal es que con un par de veces sea suficiente, pero eso dependerá de los limpios o no que vengan los caracoles. ¿Cómo saberlo? Cuando los caracoles no tiñan el agua de amarilla,

Mientras tanto hemos preparado los dos sofritos:

SOFRITO 1:
Sofreímos las cebollas picadas con los ajos, los pimientos y los tomates, lo dejamos todo bien pochado y por último lo pasamos por la batidora todo y reservamos.

SOFRITO 2:
Cuidado con el aceite, utiliza el mínimo posible.
Freímos por separado pero en la misma sartén:
Las rebanadas de pan,
los ajos, las ñoras(que habrán de dejarse en remojo 1 hora antes), las guindillas,

las almendras,
lo batimos todo junto con un poco de agua y reservamos.

Terminación:
Cuando ya tenemos los caracoles en la olla, muertos y limpios, añadimos la sal, dos pastillas de concentrado de carne, los dos sofritos pasados por la batidora y agua hasta que estén casi cubiertos y ponemos a cocer a fuego medio durante 1 hora o hora y 30 minutos, pasado este tiempo probamos los caracoles, para darle el punto de sal y ver si están cocidos.

Tenemos que tener en cuenta que es mejor dejarlos un poco enteros, porque al día siguiente tenemos que calentarlo de nuevo Hasta llevarlos a ebullición al menos 5 minutos y no deben de estar demasiado blandos.
El tiempo que os indico es relativo y siempre partiendo del punto de ebullición por lo que os aconsejo que los probéis, la salsa os dará el punto de sal y picante que tendrán después.

Nota:
Los caracoles toman la sal y el sabor de un día para otro, por lo que conviene dejarlos un poco subidos de sal porque al día siguiente la habrán absorbido y la salsa estará menos salada. Por supuesto se deben preparar el día antes para que tengan todo su sabor al día siguiente.

Muy importante en verano es aconsejable enfriarlos rápidamente, porque pueden estropearse.

Servir y disfrutar.

Recordad que ya me podéis seguir en facebook, en la pestañita que veis en la derecha o buscando la página “Con el delantal de rayas”

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Carne, Entrantes y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Caracoles receta tradicional granadina

  1. Pingback: Caracoles con conejo | Con el delantal de rayas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s